NEWSLETTER Nº 11

Columna de Opinión 2

Por la Dra. Adriana María Don

“Cuida la Libertad, y la Verdad se cuidará a sí misma”
Richard Porty (Filosofo -EEUU)

Releyendo distintas colaboraciones redactadas en estos años cercanos, encontré una columna de opinión que escribí en Marzo/2003. El primer elemento que rescaté fue la vigencia de gran parte del contenido y el segundo el observar como en estos tres años creció a nivel macro la economía regional de la mano de los grandes consumidores de “commodities” y cuanto retrocedió en igual periodo la calidad institucional.
En razón de ello voy a insertar en esta columna fragmentos de aquella del 2003 y las complementaré con otras reflexiones actuales.-

“Debemos reconocer que en América Latina se visualiza una crónica falta de confianza en las instituciones de nuestras jóvenes democracias, en razón de haberse producido cierta desviación hacia formas pseudo democráticas o “Democracias Formales”, de las cuales aquellas donde más impacta la corrupción son vistas como “Democracias con pies de barro”.
Por ello y nutriéndonos del pensamiento del Dr. Pedro J. Frías podemos considerar que en razón de ser la DEMOCRACIA el gobierno y administración de cosas, el rol del Estado se convierte en ser gerente del bien común y garante de las reglas de juego que la sociedad se da.

Dentro de tales parámetros este sistema exige el cumplimiento como mínimo de los requisitos siguientes:

1. Asegurar la LEGITIMIDAD mediante seguridad jurídica y desarrollo con justicia
2. Darle prioridad a las Instituciones y no a las “movilizaciones”
3. Implementar un sistema flexible a las mutaciones socioeconómicas convocando para ello a administradores con visión estratégica

Esto nos lleva a recordar a R.D.Kaplan cuando afirma que las democracias para tener éxito y echar raíces requieren:
a- de un pueblo educado
b- de una elite con talento
Lamentablemente ambos elementos no concurren en la región en los porcentajes adecuados. Por el contrario se instaló la conflictividad social, la violencia urbana y las prácticas corruptas como otra forma de conflictividad.
A lo cual se añade, que los próximos procesos electorales nos encuentran inmersos en un escenario donde internacionalmente gravitan las responsabilidades que impone la seguridad hemisférica

En lo que hace a nuestro país, surge hoy –10/2006 -la polarización entre las obligaciones contraídas vía tratados y las “sociedades políticas” con anacronismos como el gobierno de Cuba o “emergentes complejos” tal el caso de Venezuela y Bolivia , convertidos en caciques energéticos que tratan de impulsar su visión estratégica en base al poder de los combustibles.
Circunstancia agravada por la presunta ocupación del ejercito venezolano - según convenio que trascendió- en enclaves de la frontera boliviana con Argentina, Chile, Perú y Brasil.

Y si de elecciones hablamos, se avecinan la de Nicaragua y Ecuador, en las cuales pueden triunfar los pro-chavistas Daniel Ortega y Rafael Correa; en tal caso le brindarían a Venezuela, para el supuesto de que ésta alcance un sitio en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la posibilidad de sumarlos conjuntamente con Bolivia y Cuba en un frente “Anti-Washington”.
Esta posibilidad se ensambla con la visión de Tom Shanon –el hombre de G.W.Bush para América Latina – cuando recientemente durante la SIP en México, criticó duramente a los “líderes autoritarios” y expresó que confiaba en que Argentina sea el “ancla para evitar que la región se vaya al diablo (LN 3/10/06)” ; voto por la esperanza de estar a la altura de esta confianza.
Cuando la Columna de Opinión III llegue a Uds. ya se habrá definido la segunda vuelta entre Luiz Inacio “Lula” Da Silva con el impulso del voto de la comunidad evangelista en la 1ra.vuelta y de su líder Antonio Garotinho por un lado y Geraldo Alckmin el candidato opositor, un liberal con fuertes convicciones católicas, pero que para esta segunda vuelta acentuará un pseudo perfil de izquierda y buscará también el apoyo de los evangelistas que controlan Río de Janeiro la tercera gran base electoral de Brasil.
En mi opinión no importa quien gane... , Brasil seguirá adelante y Lula quedará debilitado.
Para despedirme recuerdo una reflexión de Henry Kissinger “...los realistas buscan el equilibrio y los idealistas se empeñan en la transformación. Por eso los cruzados generalmente provocaron más rebeliones y sufrimientos que los estadistas...”

Hasta pronto
Dra. Adriana María Don

NOTA: El contenido de la presente puede ser reproducido total o parcialmente con mención de la autora y de www.cecnews.org.ar


Datos del Autor

Bibliografía