NEWSLETTER Nº 10

Columna de Opinión

Por la Dra. Adriana María Don

Cuando en 1997 abordé por primera vez el concepto de :"Narcotráfico, Organizador Social" establecí que no nos encontrábamos ante un mero DELITO, sino ante un Contrapoder que desafiaba a las Instituciones del Sistema Republicano. Con excepción de los expertos en el área pertenecientes a las Fuerzas de Seguridad de nuestro país y algunos prestigiosos Magistrados, el resto del espectro responsable recitaba en su mayoría el consabido: "No somos un país productor, ni consumidor, tan sólo un país de tránsito”...y así dentro de la filosofía del avestruz que nos acompaña desde hace décadas transitamos las curvas crecientes de "exportación" y consumo, ínterin el Crimen Organizado y sus facilitadores observaban muy interesados nuestra patológica ingenuidad. Por el contrario el gran debate instalado era el Código de Convivencia y los derechos de los delincuentes.

En cuanto a la Triple Frontera, con excepción de un paréntesis durante los 90, era tan sólo una zona gris donde supuestamente sólo reinaban los "bagalleros"; hoy luego de la bisagra histórica del 11-S, en la Triple Frontera: Argentina, Brasil y Paraguay coordinan su espionaje desde un centro Regional de Inteligencia que funcionará en Foz de Iguazú; resulta una obviedad ahondar sobre la razón estratégica de esta elección. Esta decisión por supuesto no puede ser atribuida, ni aún por los críticos más desubicados a la subordinación de los tres Estados Soberanos a los EEUU, verdad?, por el contrarío ya nadie duda que el área merece especial atención.

A esto se le suma que en la región donde las pésimas condiciones de detención y las crisis carcelarias no son nuevas, pero sólo surgían como gritos atomizados de aquellos que quebraron la ley y perdieron todas sus garantías; por. supuesto eso les ocurría por ser marginales y no tener la protección que muchas veces el poder de turno brinda en la región a sus funcionarios o sus cómplices.

El cambio se produjo y el PCC exhibe al "Poder Marginal Organizado" y ambiciona mucho más; Señores la escuela de AL QAEDA llegó a las cárceles.

Y dentro de que contexto se instalan el narcotráfico y sus facilitadores, el Crimen Organizado Transnacional , los movimientos reivindicatorios y ahora los marginales? Veamos:
Los enfrentamientos en Méjico, Venezuela, Perú, Ecuador y Bolivia, ejemplifican a sociedades políticamente divididas que tornan a sus democracias en meros esquemas formales, sin respeto por el disenso y progresivamente vacías de contenido republicano.

Ante lo cual la Gobernabilidad, espacio propio del consenso y el dialogo, queda enterrada por la violencia y el enfrentamiento disolutorio.

En nuestro país el proceso aún se observa larvado, pero existe y la responsabilidad del fenómeno deberá ser asumida tanto por el gobierno y la fragmentada oposición con su corte de “vedetismo vernáculo” , como por la población hundida en la anomia y el clásico “sálvese quien pueda y como pueda”, sin capacidad ni voluntad para ejercer el poder que la Constitución reservó al Ciudadano. Hoy nuestros políticos - algunos - han descubierto tardíamente al “REY PACO” pero nuevamente aún los que, reconozcamos se atreven a tratar el tema soslayan el diagnóstico inocultable: el “Rey Paco” instaló un nuevo Genocidio y mata nuestro único futuro válido: los niños y los jóvenes.


Datos del Autor

Bibliografía