NEWSLETTER Nº 8

PELIGRO: MUERTES EN ASIA...

NO ES UNA GRIPE COMÚN

CRÓNICAS DE UNA INVESTIGACION - I

Dra. Adriana María Don


En 1918-19 una gripe en varios países mató a 20 millones de personas: fue la epidemia más grave del siglo XX. En España murieron 200.000, pero en EEUU, donde había surgido, fueron el triple. Sumando enfermedades vinculadas que siguieron entre 1920-21, habría que hablar de 50 millones según algunos autores.

Mucho más recientemente, el síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) mató 774 personas en 30 países durante la epidemia de noviembre de 2002/julio 2003, según la OMS; China fue el epicentro, y allí murió cerca de la mitad del total, y más de ocho mil personas se infectaron con el virus.

En cuanto a la gripe de hace casi un siglo, la transmisión de la enfermedad habría sido favorecida por la situación bélica que se vivía por la 1ra. Guerra Mundial , el transporte de soldados y mercancías, así como por malas condiciones higiénicas y alimentarias , sumado al desconocimiento científico.

Se cree que la Pandemia se dio por recombinación genética entre un virus animal (gripe porcina) y otro humano. Pero el agente causal era de origen aviar, no porcino. El sistema inmunológico del hombre no tenía antecedentes y no pudo combatir la infección con eficacia, de allí su vasto alcance.

El SARS es una enfermedad infecciosa emergente, reconocida en febrero 2003 en Hanoi, Vietnam, y cuyos primeros casos se remontan a noviembre de 2002 en Guandong, China; la OMS recibió en esos años 8422 notificaciones de casos probables de 29 países.

Desde el cese del brote, los organismos sanitarios mantienen la vigilancia de la enfermedad revisando las directrices para el manejo del SARS desde el período post epidémico en base al conocimiento adquirido.

Sobre este nuevo peligro el primer funcionario en hablar fue David Nabarro, el flamante coordinador contra la gripe aviar de la ONU, quien destacó que la enfermedad podría dejar de 5 a 150 millones de muertos.

Nabarro un conocido especialista británico en salud pública, señaló que si no se llegaba a un urgente acuerdo de estrategia global contra la gripe aviar -proveniente de Asia -, la enfermedad seguramente se convertiría en una pandemia. Señalaba Navarro en Nueva York, que la ONU deberá trabajar con lo gobiernos, las aves de corral y con las comunidades que viven en contacto con ellas, particularmente en Asia (de donde es originaria la enfermedad).

El virus de la gripe tipo H5N1 es desde hace tiempo conocido por los científicos como potencialmente letal para las aves. Se convirtió en una fuente de inquietud mundial cuando en 1997 seis personas murieron en Hong Kong de una variante de la gripe aviar.

Desde entonces millones de pollos y otras aves han sido sacrificados en Asia, en un intento por detener el brote de la enfermedad.

Cabe destacar que las aves salvajes de todo el mundo transportan los virus en sus intestinos, y por lo general no enferman . Sin embargo , la gripe aviar es muy contagiosa y puede hacer que algunas aves domésticas enfermen y mueran.

Se propaga a través del virus que las aves pueden expulsar a través de la saliva, las secreciones nasales y las heces. Se cree que la mayoría de los casos humanos fueron el resultado del contacto con aves o superficies infectadas.

Seguramente, cuando Kofi Anan lo designó a David Navarro, no tenía en sus cálculos que este funcionario pusiera en marcha un ciclo de pánico global, menos aún cuando éste le diera a su calculo un contexto ominoso; hoy el interrogante de la ecuación a despejar es: 

No es si el mundo va a sufrir una Pandemia, sino cuándo.

 

Otro portavoz de la ONU intentó morigerar el informe de Navarro respecto del número de víctimas, pero esto no es más que jugar con las cifras en el discurso público. Lo que si la comunidad considera relevante es la proyección de antecedentes de pandemias gripales, tres durante el siglo pasado.

La máscara más oscura de la muerte aparece cuando se considera el flagelo de la llamada “gripe española”, que entre 1918 y 1919 borró de la vida alrededor de 50 millones de personas en tres oleadas sucesivas.

La población mundial era entonces de aproximadamente 1.900 millones de seres humanos y la pregunta automática es cuantas muertes cobraría una Pandemia similar cuando esa población hoy supera los 6.000 millones.

Si bien en 1918/1919 no se contaba con el arsenal científico, ni con las redes de prevención que por ejemplo encara la OMS (Organización Mundial de la Salud), los científicos aseguran que muchas de las condiciones de entonces, en esencial la IMPREVISION , se reproducen ahora. Y otros apuntan con preocupación a algunas nuevas; entre ellas: la facilidad con que hoy las personas pueden desplazarse por el mundo.

Un historiador de pandemias - John M. Barry, autor del libro “La gran influenza” - comprobó que la gripe ha matado más gente en un año, que la “Muerte Negra” de la Edad Media durante un siglo; y ha matado más gente en 24 semanas de lo que el sida mató en 24 años.

Pero no hablamos de un virus conocido - SIDA -, ni siquiera de uno existente en capacidad de propagar su infección en la especie humana. Hay un sospechoso cuyo nombre científico gripe A (H5N1), es una variante particularmente letal que ha afectado sobre todo a aves y que hizo su irrupción en el Asia hace aproximadamente seis años.

La gripe A (H5N1) ha cumplido ya - según los científicos – al menos dos de las tres condiciones para convertirse de amenaza en peligro claro y presente: ha emergido con condiciones para las que el ser humano no tiene inmunidad ó defensa naturales y ha probado que puede desplazarse entre especies. Lo único que les falta es la mutación que le permite combinarse con otros elementos del organismo humano y es esto lo que auguran los científicos que puede suceder en cualquier momento, el salto de humano a humano.

Según la epidemiloga argentina Vilma Savy es alta la posibilidad de que ocurra una Pandemia de gripe en distintas partes del planeta ; pero existen mejores herramientas para prevenir y resistir situaciones extremas, como las de 1918,1957 y 1964 ; sin embargo aún los países que cuentan con la droga, no tienen suficiente antiviral para sus poblaciones y es muy difícil combatir un virus que tiene reservorios naturales tan grandes y tal capacidad de diseminación de aves que migran miles de kilómetros.

En los países que hoy cuentan con la droga –EEUU, Canada, Francia etc.- se trabaja sobre la idea de la detección y aislamiento sanitario inmediato de brotes, y también en aprovechar otras herramientas médicas, como aislamiento para evitar la propagación, eliminar masivamente los animales de criaderos, emplear respiradores y antibióticos. Es clave reducir tanto la mortalidad como la morbilidad (número de enfermos) desde el primer momento.

Además otro nivel crítico hoy es, la existencia de enormes criaderos de aves que existen en todo el mundo. Particularmente en Asia, donde se han registrado los brotes nuevos de gripe aviar, lo que se esta produciendo también en los criaderos de cerdos de esa región.

Allí existen demasiado establecimientos que, desde el punto de vista sanitario, operan en condiciones deplorables.

Por otra parte los reservorios de aves naturales, donde se inicia el proceso que luego pasa a los criaderos, están mostrando una diferencia importante con la experiencia histórica. Las aves salvajes solían ser portadoras sanas de las cepas, pero ahora éstas son más letales y las enferman y matan también.

Reacción en el Mundo

El Ministerio de Agricultura de China adoptó ya en mayo de 2005 una serie de medidas para evitar la expansión de la gripe aviar, porque a principios de ese mes habían muerto pájaros migratorios en la provincia occidental de Qinghai.

En mayo el Buró de Inspección y Cuarentena de Cantón (Sur del país) detectó y requiso 45 huevos de pato y ganso infectados con ese virus en el equipaje de mano de dos viajeros procedentes de Vietnam; China había puesto en marcha hace tiempo controles en sus fronteras con Vietnam, después que en ese país murieron 38 personas de las 68 contagiadas.

En el 2004 el Ministerio de Agricultura de China reconoció haber encontrado el virus de la gripe aviar en diversas cabañas de cerdos a lo largo del 2003, lo que desencadenó en las autoridades sanitarias el temor a que el H5N1 experimentara nuevas mutaciones que le permitieran saltar a los humanos.

El Director Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ShigeruOmi, declaró el pasado 10 de junio a un grupo de periodistas en Pekín que los dos brotes recientes en zonas remotas en las que murieron cientos de pájaros, eran preocupantes, ya que entre ellas se encontraban el ave acuática migratoria y la oca doméstica, pájaros que hasta ahora habían sido bastante resistentes a la enfermedad. Más de 13.000 ocas fueron sacrificadas en Tacheng, en la región autónoma de Xinjian, después que unas 500 ocas murieron de gripe aviar H5NI; según comunicó el Ministerio de Agricultura chino.

Dolor en Asia.  

“...mientras los padres de Ngoan ayudan en la cosecha de arroz, otros parientes comparten sus recuerdos: sólo tenía 10 años, dice su abuela. Era muy dulce, y buena estudiante. El abuelo de Ngoan, con un dolor callado, enciende una vara de incienso junto a la tumba. En circunstancias ordinarias, el mundo prestaría poca atención a la muerte de una niña por causa de una enfermedad infecciosa en este paraje del delta del Mekong. Las calamidades de años anteriores, como el dengue, siguen azotando la región, y el número de afectados por el VIH/sida está aumentando. Sin embargo, la muerte de Ngoan y la más de 50 personas en el sureste de Asia en los últimos dos años ha alarmado a la comunidad internacional”.

La enfermedad que está cobrando vidas en el sureste de Asia no es una gripe común sus principales víctimas han sido más de cien millones de pollos. La gripe no es rara en estas aves; de hecho, existen muchos más virus de la gripe aviaria que el de la humana. Aun así, Robert Webster, del Hospital de Investigación Infantil St.Jude en Memphis, ha estudiado los virus de la gripe durante 40 años y nunca había visto una cepa similar a la que causó la muerte de Ngoan.

A finales de la década de 1960 y en las de 1970, Robert Webster y sus colegas rastrearon los virus de la gripe hasta sus orígenes. De donde vienen? Webster pronto responde: “De las aves salvajes acuáticas del mundo”. Docenas de Subtipos de gripe residen en los intestinos de las aves. Dado que los virus de la gripe portan la información genética en ocho segmentos distintos de ácidoribonucleico, es fácil que los diferentes subtipos intercambian genes si se llegan a reunir. El resultado: descendencia con nuevas capacidades.

Es posible que un cerdo se contagie de gripe humana de un granjero, y de un virus aviario, por ejemplo, de los patos que haya en la misma granja. Los dos virus podrían entonces “reordenarse” (mezclar su material genético) y formar un híbrido que, en el peor de los casos, podría entonces infectar las célulashumanas.

El reordenamiento explica las dos pandemias de gripe de menor grado que se dieron en el Siglo XX , en 1957 y 1968. En cada uno de estos años, apareció un nuevo subtipo de virus de la gripe que combinó genes del virus humano que había causado brotes leves en años anteriores con nuevos genes de un virus aviario. Los nuevos virus pandémicos se propagaron rápidamente por todo el mundo y causaron entre dos y cinco millones de muertes.

Expertos en salud pública se reunieron en Hong Kong, temerosos de que estuviera a punto de desencadenarse una Pandemia como la de 1918; convencieron al gobierno de Hong Kong de que sacrificara a todas las aves - 1,5 millones - en las granjas y los mercados. La estrategia funcionó. Nunca volvió a verse ese virus H5N1 específico.

No obstante, en 2001surgió otra cepa mortífera del H5N1 en los mercados de Hong Kong, y el gobierno de la ciudad volvió a sacrificar a las aves. Esta vez la tregua fue más breve, y para principios de 2002 de nuevo los pollos estaban muriendo por la gripe. El hecho fue que las medidas drásticas en Hong Kong habían dejado intacta la fuente de todos estos virus. Venían de fuera, del otro lado de la frontera, en el sur de China.

En la provincia china de Guangdong viven cientos de millones de pollos, patos y gansos, muchos de los cuales deambulan libremente por jardines, granjas y estanques. Los virus de la gripe que caen como lluvia sobre ese mar de aves, pueden esparcirse e intercambiar genes sin restricción . El resultado; nuevas cepas que no se habían encontrado entre animales salvajes y, entre ellas, el virus H5N1 que dio lugar a gripe aviaria que ahora asola Asia.

Año tras año, este virus intercambió genes con otro virus de la gripe aviaria y generó una plétora de nuevas variantes de H5N1.Asediaron Hong Kong, que importa aves de corral desde el continente. Para fines de 2003, esos virus estuvieron infectando y causando la muerte de aves en la mitad de Asia.

Las cepas H5N1, provenientes de China, llegaron a Corea del Sur y a Japón , al norte, y azotaron todo el sureste de Asia hasta Indonesia. Algunos expertos y funcionarios han sugerido que los virus viajaron en los intestinos de aves acuáticas salvajes - gansos, patos, garzas - que pueden haberse contagiado en las granjas.

Pero Yi Guan, virólogo de la Universidad de Hong Kong, no esta convencido de que las aves migratorias sean las culpables. Cree que el virus ha causado la muerte de las aves infectadas con demasiada rapidez como para que pudieran volar a sitios lejanos. En cambio, tal vez el H5N1 tomó varias rutas a través de Asia, junto con cargamentos de aves de corral, en una catástrofe causada por humanos.

Al ir avanzando, el virus volvió a matar: en agosto, ya se habían registrado 39 víctimas en Vietnam , 12 en Tailandia y cuatro en Camboya. Además, ocasionó pérdidas económicas que ascendieron a más de 10 mil millones de dólares solamente en 2004.

El pato, dice Webster, es “el caballo de Troya de este brote”. Su grupo ha encontrado que, a diferencia de los pollos, los patos infectados suelen verse sanos, pueden caminar, nadar y propagar el virus en su excremento. En Vietnam y en otras regiones del sureste de Asia, lo propagan por todas partes porque quienes guían las bandadas de patos los llevan de un campo de arroz a otro, siguiendo las cosechas, para que las aves engorden con los granos que quedan en el suelo.

Lo más importantes es saber si el virus empezará a propagarse como gripe humana común y corriente. “De persona a persona: eso es lo que no querríamos ver”, dice Robert Webster. Pero el H5V1 ya ha dado algunos sustos a los expertos.

Investigadores de la gripe en los CDC y en los Países Bajos esperan saberlo con anticipación, mediante la creación artificial de nuevos virus.

En laboratorios de alta seguridad, en cuanto a aislamiento biológico, se están combinando deliberadamente de diferentes maneras genes de la cepa H5V1 con virus de la gripe humana.

Esa información podría servir de advertencia y darnos tiempo extras, pero nadie quiere sentarse a esperar la siguiente jugada del H5N1. Todos están de acuerdo en cual es la mejor manera de prevenirlo: erradicar el virus H5N1 de las aves de corral, para que la gente no se contagie. Es una solución simple, pero no fácil.Las medidas que tomaron Wong y otros funcionarios: vacunar contra el virus H5N1; practicar análisis con regularidad a los pollos, a las aves domésticas, e incluso a las salvajes; cerrar los cientos de granjas avícolas dos veces al mes para desinfectarlas, e inspeccionar obsesivamente las granjas y los mercados. “Casi estamos en el límite de lo que podemos hacer”, dijo Wong. “Es como tratar de detener un muro, y el muro se hace cada vez más pesado.

Como afirmo un funcionario en Vietnam, Hong Kong es una zona rica, y es una isla. Vietnam no es ninguna de las dos cosas. En el invierno de 2003-2004 hubo brotes del virus H5N1 en casi todas las 64 provincias del país. Para combatirlo, el gobierno sacrificó a decenas de millones de pollos. La epidemia pareció declinar.

Pero a fines de 2004, la gripe aviaria volvió con furia e infectó a aves y personas en todo el territorio del país. Aparentemente, el clima más frío, que favorece la supervivencia y la propagación del virus, lo sacó de su escondite.

sigue >>

.

 


Datos del Autor

Bibliografía